Las actas independentistas y las actas separatistas de los panameños

0
111

fuente El Siglo

Olimpo A. Sáez M.
olimpo.saez@gmail.com
En la historia panameña por vivir con sus propias realidades, existen un montón de documentos, que la mayoría de los panameños desconocemos

En la historia panameña por vivir con sus propias realidades, existen un montón de documentos, que la mayoría de los panameños desconocemos o no le damos la importancia debida, para aquilatar el alma nacional.

No hablaré del desconocimiento de los extranjeros, porque en su gran mayoría, están de paso o han llegado a resolver sus problemas económicos o políticos.

Los panameños hemos sido muy descuidados con nuestros asuntos, en especial a nuestra existencia como nacionalidad.

Hemos sufrido tantas vicisitudes políticas y tan seguidas, que los panameños tratamos de olvidar.

Nos interesa el presente con sus retos por vivir con un poco más de comodidades, el pasado lo dejamos atrás.

Sin embargo, el pueblo panameño tiene una historia que contar y conocer.

Es una forma de sentirnos orgullosos de la tierra donde nacimos, crecimos y donde seremos enterrados.

Es el legado que le dejaremos a los que vienen detrás. Es una forma también de proyectar nuestras vidas, ya sea por nuestras luchas, éxitos o fracasos.

Por eso los pueblos del mundo erigen monumentos, construyen estatuas, escriben libros, todos tratan de dejar plasmada su existencia, sus leyendas y sus vidas colectivas.

Es una forma también de no desaparecer, de existir todo lo permanente que se pueda. Es una prolongación de nuestras vidas.

Las ACTAS DE INDEPENDENCIA DE 1821 Y LAS ACTAS SEPARATISTAS DE 1830, 1831 Y 1840 dicen mucho de los panameños.

Las ACTAS no escritas de 1855 y de 1862 hablan por sí mismas y el ACTA DE 1903, culmina los esfuerzos de 82 años de historia colombiana.

Esta es una gran oportunidad para que el Gobierno de Nito, los partidos políticos, los grupos gremiales, económicos, sindicales, sociales, religiosos, se unan para levantar un MONUMENTO A LA MEMORIA HISTÓRICA DE LOS PANAMEÑOS.

Rendirle culto a la historia panameña, sin complejos de ninguna clase.

En este BICENTENARIO, debemos volver a despertar las ilusiones.

Triunfar contra la Pandemia y los males que nos rodean.

La historia panameña merece un MONUMENTO A LA MEMORIA HISTÓRICA, en bronce o mármol, para hoy, para mañana y para siempre.

Inspirarnos en el pasado para construir un futuro de prosperidad para todos.

CÓNSUL EN LIMA , PERÚ

Pretenden pescar en río revuelto ante el fiasco del ‘pacto de gobernabilidad’ y el interminable descrédito de los órganos estatales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here